La blanca blogosfera


2 de abril. Hace un rato ya que lo es, pero me he liado buscando en Google ‘en blanco’ para saber (simple curiosidad malsana) el posicionamiento de nuestros blogs a partir de esos criterios de búsqueda. La primera que aparece, en la página 13 de un total de 8.640.000 resultados encontrados por San Google, es Ana Concejo y su blog Nubes Negras.

Ana, como veréis si os asomáis a su post, ha recordado un cuadro, La Fábula de Aracné, de Velázquez, más conocido por Las Hilanderas, una de esas obras en las que el pintor sevillano se complacía en ofrecer un cuadro dentro de un cuadro, donde el tema aparente oculta otro, que es el verdadero fin de la obra. O quizás no. ¿Quién sabe?

Los que navegáis por este cuadrante de la blogalaxia sabéis, sin embargo, que la primera en postear fue Nebroa, quien, rumbosa y madrugadora ella, se marcó no uno sino tres ‘En blanco’: dos poemas, uno de ellos jocoso y glosador de este juego que nos ha divertido (espero) a todos, y un original arcoiris. Al fin y al cabo, el blanco contiene en sí todos los colores.

Esta misma idea le sirvió a Edmond para darle un repaso al triste espectro visible de nuestras televisiones, del rosa al amarillo, del rojo al verde y del marrón al gris. Una colorida muestra de lo peor que nos ofrece la pantalla catódica (aunque con las Tvs de plasma queden más bien pocos tubos catódicos en nuestros aparatos).

También Hécuba posteó por partida doble y en clave pictórica. Su lienzo Blanco sobre blanco, de Kasemir Malevich (acompañado de la canción In The White, de Katatonia), causó, por cierto gran desazón en las aspiraciones artísticas de Tordon, que descubrió, mira tú para lo que sirven los blogs, que su excepcional obra La Batalla de Tolosa había sido plagiada por el pintor ruso.

Hécuba, optimista, apunta que nuestro futuro es como un lienzo en blanco, aunque en ese otro blog que mantiene agazapado al otro lado del espejo, la certeza se convierte en duda: ¿Cómo voy a luchar contra lo que no puedo luchar?

Tordon, sospecho, debe estar a estas horas persiguiendo a Malevich, transmutado en vengador Ramoncín, para reclamar los derechos de autor de su magnífica obra, digna de figurar en el Moma y hasta en el Mumi, si me apura.

Silvo, que nos hace viajar por blancos pueblos y sensaciones blancas, también nos dedicó una canción, Noches de Blanco Santén, de los Moody Blues, una de esos temas lentos y melancólicos que nos encantaba bailar bien ‘agarraos’ a los que el bacalao nos parece una cacofonía de beats insoportable.

El Buscador de Miradas, literario siempre, se suma al libro de la vida de Hécuba, pero con bastante más escepticismo. Esas tapas duras a veces oprimen demasiado. Pero quizás, como el protagonista del video Take on Me, de A-Ha, con que cierra su post, él ha descubierto que existe un modo de escapar del guión establecido por otros.

Alicia, sorprendida como sus palabras, no entiende cómo un físico nuclear, hombre, no sepa hacer la colada eligiendo la opción ‘en blanco’ en su lavadora. Ésa pregunta nos la hacemos muchas, sean físicos nucleares, carteros o periodistas.

A pesar de escribir ‘en blanco’, Theo le saca los colores a esos cargos públicos que siguen pensando que ‘público’ es sinónimo de ‘mío y de mis amigos’. Su Vetera es como un Macondo limitado por ciénagas y quizás también, como él, y como tantos otros Veteras, necesitaría una buena tormenta de arena para llevarse por delante tanto opresor público.

Fernando del Busto (gracias muy especiales a ti por encontrar el momento de ayudarnos a blanquear tanta noche) nos pinta de blanco los buenos y los malos momentos, la felicidad y la desdichada. La vida. Y al fin y al cabo, la muerte.

Josenín, que no se conforma con tres haikus albos y hermosos, reflexiona sobre el proceso creativo, el vértigo de la página o el lienzo en blanco y el modo en que el soporte influye en la creación.


Y last, but no least, Sergio, que llegó a tiempo a la cita por media hora, también nos blanqueó por triplicado hasta llevarnos a su blog Diario de un tecnólogo heterodoxo, donde, a modo de entrada de Wikipedia, nos relata la biografía de Ana Blanco Blanco, capaz de prodigios tales que alteró la física conocida e inspiró el término científico Contraste empírico de Blanco.

Hasta aquí vuestros blogs. Si se me ha despistado alguno, decídmelo, por favor, para que lo incluya.

No sé vosotros, pero yo me he divertido con este juego y como decía cuándo os lo propuse, ha sido interesante ver las diversas formas en que cada uno ha ‘blanqueado’ su blog: haikus, poemas, relatos, reflexiones, chascarrillos, cuadros y canciones. Imaginación y deseos.

No hemos arreglado el mundo, pero creo que tenemos una prueba más de que Internet (como la vida, Nebroa, y no me riñas) es lo que ponemos en ella.

Gracias a todos. Un beso. Y buenas noches. Blancas, como el satén.


Lo más visto

Copyright © 2012 Fundida en NegroTemplate by: Urangkurai.Powered by Blogger.