El chico de ayer






Hoy, que no sabía cómo despedirme de aquella Velda que bailaba La chica de ayer en el Pantagrama, este blog y este mundo extraordinario que es Internet me han dado el pie.
En mi correo me he encontrado un mail de un desconocido, alguien que, como yo, hoy se sintió un poco más viejo y mucho más cansado. Alguien del que no sé nada más que llegó aquí y me dejó parte de su dolor y su pasado, tan similares a los míos.

Antonio Vega y él me han llevado al Madrid de los 80, cuando estudiaba una cosa absurda que llaman Ciencias de la Información y todo sonaba a Nacha Pop, a Alaska y a Radio Futura. Cuando creíamos que íbamos a cambiar el mundo antes de que él nos cambiara a nosotros.

Y ambos me han hecho recordar por qué me fui a esa ciudad a ser periodista, las horas que pasé deslumbrada escuchando Radio 3, Discofrenia, Diálogos 3 y, sobre todo, La Barraca del Tercero, con aquellos locos increíbles que convirtieron la radio en una maravilla: Manolo Ferreras, Javier Rioyo, Fernando Poblet…

Hoy alguien nos ha dicho que Antonio Vega ha muerto. Como la Velda que creía que el mundo se puede comer a bocados.

Hoy siento algo que pesa muchos años.



Lo más visto

Copyright © 2012 Fundida en NegroTemplate by: Urangkurai.Powered by Blogger.