Pero qué bestias somos...






El Visko esponja

“–Papá, quiero dejar de beber.

–No digas tonterías, Visko, eres una esponja.

–¿Qué significa eso? ¿Que tendré que estar toda la vida colgado de este escollo filtrando y removiendo agua, como si fuera un vegetal?

–Eres un vegetal, Visko, o por lo menos un zoófito. Qué cosas dices...

El mayor drama de ser un vegetal era la imposibilidad de suicidarse. La ventaja de ser una esponja era la posibilidad de beber para olvidar.”

El Visko mantis

“—¿Cómo era papá? —le pregunté a mi madre.

—Crujiente, un poco salado, rico en fibra.

—Quiero decir antes de comértelo.

—Era un mequetrefe inseguro, angustiado, neurótico, un poco como todos vosotros, los machitos, Visko.

Me sentía más cercano que nunca a aquel genitor al que no había llegado a conocer, que se había descompuesto en el estómago de mamá mientras yo era concebido. De quien no había recibido calor, sino calorías. Gracias, papá, pensé. Sé lo que significa, para una mantis macho, sacrificarse por la familia.”

El Visko camaleón

“¿Quién soy yo?, me preguntaba. Como no encontraba la respuesta, le pregunté a mi padre.

-Depende del contexto -me explicó-. Nosotros los camaleones somos como la pausa entre dos palabras.

-Y... ¿nuestra personalidad?

-¿Para qué quieres una personalidad, hijo mío, cuando las puedes tener todas?
¿De qué te sirve ser tú mismo cuando puedes seducir a saurias fantásticas, obtener buenas notas en el colegio y hacer huir a tus adversarios simplemente diciendo que eres otro? Toma ejemplo de mí, que hoy soy tu padre y mañana quién sabe.”


Eres un bestia, Viskovitz, de Alessandro Boffa. Relatos 'fabulosos' sobre la condición humana, pasada por la más tierna zoofilia. Si queréis oír un cuento completo, aquí tenéis una dramatización realizada por el programa El Ojo de Ya-Ve, de Radio 3, con la participación estelar de Carlos Faraco, pero de Carlos hablaré en otro post o éste no se acabará nunca.


Lo más visto

Copyright © 2012 Fundida en NegroTemplate by: Urangkurai.Powered by Blogger.