Puntos de restauración





Debido a mis habituales peleas con ordenadores que se suicidan y troyanos que invaden mi fortaleza, a pesar de cortafuegos y antivirus (supongo que en justa venganza por aquella putada del caballo que les organizaron los aqueos), me ha dado por pensar que ojalá la vida viniera con esa opción tan útil de Restaurar Sistema, gracias a la cuál, cuando las cosas se ponen tan jodidas que ya no tienen remedio, sólo tienes que activarla y elegir un punto de restauración para revertir todos los errores.

Pero esta ocurrencia tan metafísico-trascendental que me asaltó así, con la misma simplicidad con que le acometió la Ley de la Gravitación Universal a Newton de un manzanazo, me condujo a aguas demasiado profundas en las que nado afanosamente desde entonces.

Porque, vale, pongamos que en algún lugar de mi disco duro guardo un calendario con todos mis puntos de restauración. ¿Cuál elijo? ¿Qué momento exacto es el más conveniente para llevarme a un presente alternativo a éste? ¿Qué cosas se perderían en esa reversión? ¿Y qué personas? ¿Qué partes de mí serían irrecuperables? La Velda versión 2 sería mejor o peor? ¿Terminaría por llegar al mismo sitio en que está hoy, a pesar de los cambios?

¿Cuántas vidas no vivimos? ¿Y dónde tiraron los descartes?

Lo más visto

Copyright © 2012 Fundida en NegroTemplate by: Urangkurai.Powered by Blogger.