Bibliotrabajando







Tal pareciera que me he tirado cuatro meses dándole al Licor 43, pero no, aún no estoy tan desesperada. Le he dado a la sandía, faltaría más, y a los helados de chocolate de cuya marca no quiero acordarme, y así se pasó el verano para llegar el otoño. Y con él, al fin, el trabajo. No da para comprarme esa casa de indianos que siempre me mira de reojo cuando paso por Ribadesella, pero me alegra el corazón porque al fin he conseguido unir mis dos pasiones confesables (de las otras no puedo hablar aquí): el periodismo y la literatura.

Si os interesa, aquí tenéis la magnífica revista Biblioasturias, que ya era magnífica antes de que yo aterrizara en ella y que espero siga siéndolo a partir de ahora. Y me apropio de la descripción que Pepe Colubi hace de su trabajo en el número 17 y confieso que colaborar en Biblioasturas es un lujo asiático y un honor descomunal.

Lo más visto

Copyright © 2012 Fundida en NegroTemplate by: Urangkurai.Powered by Blogger.