Era el ruiseñor y no la alondra







Alauda, alaude, alhoja, aloa, aloeta, aloya, capada, carabinera, copetuda, jaracalla, sordilla, subigüela, sucinda, terrera, zurriaga… Nunca imaginé que la alondra, la misma que anuncia el amanecer, por más que Julieta se empañe en negarlo, y a la que torturan los franceses en una canción infantil, podría llamarse de tantas formas diversas y todas tan hermosas.

Para preservar palabras tan bellas como éstas existen blogs como La llave del mundo, donde descubrir las más hermosas, las más extrañas, las más orginales...


Alouette, gentille alouette…







El fin del mundo en tus ojos







Lo más visto

Copyright © 2012 Fundida en NegroTemplate by: Urangkurai.Powered by Blogger.