Gata de raza luna







Mi gata no puede evitar
ser un poquito rara,
que nació de un puma negro
y de una pantera blanca
y la trajeron volando de América
cuatro misteriosas magas.
Una abrazaba su lomo,
otra cogía sus patas,
la tercera, que reía cosquillosa,
su cabeza sujetaba.
La cuarta, para no caerse
todas de las carcajadas,
con los bigotes de Anya
trenzó dos largas coletas
y se columpió con ellas
desde el cielo a mi ventana.




Ya que estreno nuevo diseño del blog con un dibujo de Zipi del que estoy orgullosa cual gallina clueca, aprovecho para dar a conocer a un gran ilustradora asturiana, Beatriz Alonso, que ha sido tana amable de poner en imágenes uno de mis cuentos.




Parafraseando a Crash Davis








Creo en las almas gemelas, en las caderas de un hombre, en los versos que riman, en un buen vino, que las novelas de Javier Marías son un caso grave de egolatría sobrevalorada. Creo que el chantaje emocional debería penarse con el destierro. Creo en la estupidez humana, en la materia oscura, en los polígonos amorosos, en los besos que se pierden, en los regalos sin envolver. Y creo en el placer largo, intenso, húmedo y devastador que dura toda una noche.


Y para los que no sepan quién es Crash Davis, aquí más.



Imagen: Tim Robbins en Los Búfalos de Durham observa la materia oscura que puebla el universo.


Lo más visto

Copyright © 2012 Fundida en NegroTemplate by: Urangkurai.Powered by Blogger.